¿Qué sucede con el pago de sentencias y conciliaciones?